Vivimos muy rápido…


h
¿Alguna vez se han detenido a ver lo que los rodea? Ver cómo lo demás se mueve; todas las personas corren y eso nos afecta de forma impresionante, porque gracias a eso perdemos más tiempo que el que ganamos por apresurarnos.

A veces ir lento nos puede ayudar a llegar rápido.

La única manera de poder ver esto es respirar diario cinco minutos de nuestra vida y apreciar lo que tenemos a nuestro alrededor, tranquilizarse y eso nos hará ver muchas más respuestas a nuestro problema que las que teníamos en mente en ese momento.

En este país casi no vemos a nuestro alrededor y pocas veces nos paramos a disfrutar el momento, pensamos demasiado a futuro o muy fatídicamente en nuestro presente, por eso queremos llegar a algún lado muy rápido, eso solo nos hace apresurarnos al final de nuestras vidas y por eso hay que acordarnos que para todos pasa el mismo tiempo.

 

Redacción:
Heber Amin Sadurni Estrada

Para vivir 100 años…

Untitled

¿Te has preguntado cómo puedes hacer para vivir más años?. Probablemente has notado que, en las últimas décadas, el promedio de esperanza de vida ha ido incrementando paulatinamente; si lo piensas, hace no mucho tiempo se decía que una persona podía vivir en promedio 70 años. Hoy en día esta cifra ha cambiado considerablemente pues, gracias a los avances y descubrimientos científicos y tecnológicos que se han suscitado en aras de preservar la salud y la vida humana, se considera que una persona puede alcanzar sin dificultad la centuria; por supuesto que hay ciertos requisitos que se deben cumplir para lograr esta meta y varios factores con los que se debe evitar el contacto pues obstaculizan el correcto desarrollo y funcionamiento de nuestro sistema, por ello ¡sigue leyendo!, pues a continuación te presentamos 6 sencillas cosas que pueden mejorar tu calidad de vida y, por supuesto, alargarla varios años más:

1. Desayuna como rey…
…Come como príncipe y cena como mendigo, eso es lo que hemos escuchado toda la vida. Es verdad que el desayuno, al ser la primera del día, es la comida más importante pues rompe con un ayuno largo y por ende se le debe prestar mayor atención. Si no acostumbras desayunar, ¡mucho ojo! pues el cuerpo, a la larga, cobra factura y los excesos los cobra dobles; esto sólo estropea el funcionamiento del metabolismo provocando el aumento de los triglicéridos y azúcar al requerir el almacenamiento de grasa como reserva de energía, esto por supuesto afecta la salud y por ende reduce la calidad de vida. Como tip adicional, se ha comprobado que tienen un mayor rendimiento aquellas personas que comienzan el día con un alimento dulce, así que ¡ya lo sabes!, si tienes antojo de chocolate, el desayuno es el momento ideal para darte un pequeño gusto.

2. Duerme un promedio de 6 horas…
Como mínimo 4 y como máximo 8. Un buen descanso es fundamental para la salud y, de hecho, estudios demuestran que el cuerpo entra en estado MOR (Movimiento Rápido de Ojos) por sólo 4 horas, es decir, el sueño reparador no puede durar más de ese tiempo, es por eso que en ocasiones dormimos muy poco y nos despertamos activos y con un mejor humor; en cambio, cuando se duerme más de 8 horas, se tiene la sensación de pesadez y de no haber recargado energías, esto ocurre porque el cuerpo, si no interrumpe el sueño en la fase MOR, entiende que debe continuar en reposo incluso después de haber despertado. Si, por otro lado, se duerme menor cantidad de tiempo, el organismo puede no alcanzar este estado o concluirlo muy prematuramente, logrando simplemente que el individuo no haya descansado propiamente pues el cerebro, en sí, permaneció en completa actividad todo el tiempo.

3. Cocina en casa:
No sólo porque puedes preparar los alimentos a tu gusto, de este modo también puedes tener un mayor control de los ingredientes que utilizas y de su cantidad; si prestas un poco más de atención, puedes darte cuenta en qué lugares se ocultan las calorías extra que probablemente son las responsables de esos kilos de más que han perforado un nuevo agujero en tu cinturón o la sal adicional que te da ese dolor de cabeza molesto y recurrente que antes no estaba presente. Cocinando para ti mismo puedes reducir de manera impresionante tu consumo diario de azúcar, sodio y grasas, así como procurar opciones más saludables para tu cuerpo, claro, además del esfuerzo físico que implica picar, amasar, saltear, condimentar y correr de un lado al otro en la cocina. ¡Inténtalo!, verás que pronto se convertirá en una de tus actividades predilectas.

4. Escucha música, baila, sal al cine, practica un deporte…
¡Diviértete! No todo en la vida es trabajo o estudio, el cuerpo también necesita tiempo de relajación que nos ayude a desestresarnos; cuando uno realiza actividades que le proporcionan placer, el organismo depura más rápidamente las toxinas pues acelera su metabolismo gracias a la secreción de hormonas como la adrenalina que le ayudan a permanecer alerta y despierto en todo momento. Esto, por supuesto, trae grandes beneficios a la salud además de provocar mayor satisfacción en el individuo con respecto a su vida.

5. Enamórate…
Aunque seas escéptico y creas que te traerá mayores problemas, el enamoramiento es una fuente de vida pues libera en el cuerpo una gran cantidad de las llamadas “hormonas de la felicidad” como son la oxcitocina y las endorfinas, lo cual genera en la persona una mayor expectativa de la vida así como una visión claramente más positiva de la misma. Como dato curioso, la fase del enamoramiento tiene en el cerebro un impacto muy similar al que produce la ingesta de grandes cantidades de teobromina, la cual se encuentra en nada más y nada menos que en el chocolate.

6. Mantente ocupado(a):
Como narra el antiguo cuento popular: la muerte no agarra a aquellos quienes le huyen, mantenerse ocupados es una forma de aplazar nuestro encuentro con ella. Fijarse metas a diferentes plazos, buscar actividades recreativas para pasar el tiempo libre, ayudar a otras personas y muchas cosas más son formas de aprovechar el tiempo, lo cual genera un sentimiento de expectación y necesidad de preservar la vida en el individuo evitando, por ejemplo, momentos de ansiedad o depresión. Asimismo, el ocio es la madre de todos los vicios y tener una agenda apretada cierra el paso a oportunidades para introducirse en malos hábitos o actitudes autodestructivas.

¡Ya lo sabes! No hay más pretextos: cuida tu salud, mejora tu estilo de vida y ¡prepárate para una vida larga y próspera!.

Redacción:
Olii de Regules

El valor de la vida

flor-en-el-desierto
Josef Conrad, un literato británico, escribió en su libro El agente Secreto, que “embellecer la vida es quitarle su carácter complejo, es destruirla”. Parece que pensar de esta forma en nuestro siglo XXI es nadar contra la corriente, contra la mentalidad hedonista y aquellas formas de pensar en donde se ve la vida como un elemento que tiene que ser perfecto. Por el simple hecho de que sólo se vive una vez. Tal vez, muchas personas puedan pensar que para ser perfecta la mayoría de nuestros logros, sueños y proyectos deban ser conseguidos fácilmente o sin problemas. O por lo menos, mínimos. El hecho es que existe un slogan que dice “Pare de sufrir”.

Pues bien, en mi experiencia personal, creo que la búsqueda de la vida perfecta es muy frecuente. Tal vez el ideal de vida es no tener problemas, que nuestros objetivos y metas se puedan conseguir de la manera más eficaz posible y sin tanto rodeo, sin tanto problema. Pero, ¿qué sería de una vida sin problemas o dificultades? Las dificultades que vivimos son una forma de sentirse vivos, de usar nuestra inteligencia para superar ese problema. Dice un refrán que “todo tiene solución, menos la muerte”, y qué mejor tiempo para demostrar lo que la persona vale y es capaz de hacer, que resolver los acertijos que van surgiendo de acuerdo a nuestros proyectos y metas, mientras vivimos.

Es así que mientras muchas personas buscan una vida sin problemas, otras buscan más proyectos que traerán consigo dificultades y acertijos que resolver. Muchas veces pueden ser realmente abrumadores, pero al final, el resultado será más satisfactorio y reconfortante pues se ha podido vencer al enemigo de nuestra madurez, el conformismo. Ciertamente, creo que puedo calificar las dificultades y problemas en diversos grados como leves, moderados y pesados. Cada uno de los lectores sabe cuál es el que tiene entre manos, y no faltará más de alguno que exagere. También puede ser válido, pero lo que no puede ser así es que la persona se quede en ese estado siempre y no madure. Por lo tanto, considero que sin importar el grado de nuestros problemas o dificultades, el hombre en cuanto ser, es capaz de crecer humanamente, resolver sus interrogantes para salir exitoso y lo que es más importante, hace que la vida tenga sentido y no sea monótona y prefabricada.

Redacción:
José de Jesús Salas C. L.E.I.
Profesor de Asignatura de Idiomas

 

 

Piénsalo

frank-zappaEl día de hoy planeaba llenar tu mente con algún evento relevante del mundo del entretenimiento. Sin embargo, existe algo más importante que nos sucede a diario, algo que jamás entrará en la primera plana de un periódico, ni logrará miles de descargas por Internet: nuestras vidas.

Así, el día de hoy, quiero dejarte con una pequeña frase, del músico y compositor Frank Zappa, que en paz descanse. Dice así:

“Si terminas con una vida aburrida y miserable porque escuchaste a tu madre, a tu padre, a tu maestro, tu sacerdote o algún tipo en la televisión diciéndote como hacer tus cosas, entonces, la mereces.”

Piénsalo: ¿Cuántas cosas en el día haces por y para ti?

Redacción.                                                                                                                                       Armando García

Cada mañana

8871953-sunny-day-landscape

“Imagina que hay una cuenta bancaria que te deposita cada mañana $86,400. No guarda el balance día a día. Todas las noches el banco borra cualquier restante del dinero que no gastaste durante el día. ¿Qué harías? Gastar cada centavo, por supuesto. Cada uno de nosotros tiene esa cuenta de banco, se llama tiempo. Cada mañana te brinda 86,400 segundos. Cada noche descarta como pérdida todo lo de esta cifra que no usaste en un propósito bueno. No guarda el balance, no permite que se acumule. Cada día se abre una nueva cuenta para ti. Cada noche se queman los restos del día. Si fallas en utilizar los depósitos de ese día, la perdida es tuya. No puedes guardar nada para “mañana”. Debes vivir en el presente, con el depósito de hoy. Inviértelo para que consigas lo mejor en salud, felicidad y éxito. El reloj está corriendo. Saca lo mejor de hoy.”

Esta frase de Marc Levy, novelista Francés autor de “Ojalá fuera cierto”. (“Et si c’était vrai…”) abre una puerta para que pienses en cómo vives. ¿Utilizas cada segundo en hacer lo que realmente deseas?

En la vida no tenemos segundas oportunidades, solo tenemos el ahora, es responsabilidad nuestra aprovecharlo y vivir lo mejor que podamos, utilizando cada uno de esos segundos en cosas que realmente valgan la pena: tomando riesgos, disfrutando, haciendo lo que nos gusta y experimentando con las habilidades que tenemos.

Ten un buen día, y no olvides vaciar esa cuenta.