Una noche de cinco armonías


Una noche llena de emociones y de llanto, tanto de fans como de la tan adorada agrupación, Fifth Harmony.

“Buenas noches D.F., estamos muy emocionadas, diez mil personas están aquí adentro, gracias por venir. ¡Dios, estoy muy emocionada!”, Lauren Jauregui, en su linda pronunciación de nuestra lengua, dedicó estas palabras a todos sus fanáticos presentes en el Auditorio Nacional.

A las 8:30 de la noche, terminó la función del DJ Iker Azcué, quien puso el ritmo a todos los que esperaban impacientes por sus ídolas. Cuando el reloj marcó las 8:38 y comenzó a sonar el intro de parte de su primera canción juntas, “Impossible” de Shontelle, gritos de euforia, locura y ciertos aventones se dieron lugar en el recinto. Las chicas entran a escena con su cuarto sencillo de su nuevo disco, “That’s my girl”.


Nuestra más apreciada y querida mexicana-cubana-americana, Camila Cabello, pidió a su público cumplir uno de sus sueños. Empezando a cantar casi nuestro segundo himno, “México lindo y querido”, haciendo corear a todos sus fanáticos el auditorio con esta bella canción. Más tarde ella saldría con una playera de la Selección Mexicana de Fútbol.

Normani y Ally , siendo su primera vez con un público totalmente mexicano, fueron quienes, por ovaciones de sus fans, agradecieron mucho por estar con ellas en esos momentos y apoyarlas, con tanto grito, casi rompen en lágrimas. Comentaron también que han sido un público muy escandaloso y que se sorprendían de la pasión y el amor que los mexicanos tienen hacia sus ídolos y sus cantantes favoritos. Ally gritó a todo pulmón un “te amo” entre sollozos y presentó la siguiente canción.

Se veía claramente el amor que ellas profesan a sus fans mexicanos, terminando el concierto con banderas de México, las cuales agitaron, se envolvieron en ellas y fueron de orilla a orilla despidiéndose de sus amados fans. Se retiraron y su guitarrista Ashlee Juno pasó corriendo con su mano chocando con los que estaban hasta adelante.

Una noche enteramente inolvidable por varias razones, unas buenas y otras malas… Las malas: poca organización para quienes estuvieron en la zona general pues una o dos chicas fueron sacadas del recinto por deshidratación o falta de aire y los aventones del público. Las buenas: las chicas dieron todo de sí para hacer felices a sus fans una noche y tener ese recuerdo de por vida de ellas. Demostrando por todas sus redes sociales el amor que tienen a México, agradecieron nuevamente el gran show con su gran público mexicano.

Redacción: Sharon Garduño

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s