Una reflexión sobre los derechos humanos: lo que se entiende, lo que deberían ser y lo que son.

1290595223194homosexualesdn

“¿Quiénes somos para negar la libertad de elegir y ejercer aquello que para cada uno simbolice una de las formas de entender y vivir la existencia?” Sabdyel en su blog “Soy homosensual”.

En pleno siglo XXI, después de tanto tiempo conviviendo con ello, épocas que se remontan hasta antes de Cristo, existían estas prácticas; pese a esto, se sigue pensando que es una enfermedad, una locura, un sinfín de pensamientos injustificados. Las personas empiezan a juzgar y decir sin razón alguna y con esto insultan y dañan psicológica y físicamente a estos seres humanos que sólo son “diferentes” respecto a sus preferencias sexuales, porque cabe aclarar que todos somos iguales: humanos.
El mundo vive, como lo ha hecho por mucho tiempo, con ideas erróneas que estereotipan a los homosexuales, piensan que son personas que buscan sólo un placer carnal, que buscan sólo un contacto físico, que son depravados. Es de imaginarse lo molesto que puede resultar el hecho de que no exista respeto y se juzgue con base en lo que se dice ya sea por opinión o por experiencia. La gente no se detiene a ver un trasfondo, el contexto, no ve que existe el amor de formas distintas a la que se llama “común”, “normal”. Se va por la tangente de las creencias, por lo que los demás dicen, se deja llevar por ideologías que no son propias.
Filósofos decían que nunca habrá una verdad verdadera, todo es cambiante. Tanto en el mundo como en México debe existir un cambio de pensamiento, debemos crecer como humanos y como país. Muchos compatriotas recriminan el porqué de la ausencia de lucha por los derechos de los heterosexuales, la respuesta es simple: a la población que representa la mayoría en cuanto a preferencia sexual, no se le ha discriminado por nada y jamás se le negó algo.
Hagamos un cambio positivo a nuestro pensar y tengamos una mente abierta tanto a este como a otros giros que la misma sociedad exige, respetemos la vida de otros y seamos igualitarios. Todos merecemos lo mismo, todos tenemos derechos y obligaciones y es menester ejercerlas sin importar nada. Somos humanos y tenemos derecho a vivir como mejor podamos y queramos.

“Vive y deja vivir”.

Redacción: Sharon Garduño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s