En el eterno resplandor de una mente bien abierta: Stanley Kubrick

On the set of The Shining, Stanley Kubrick lines up a shot of the famous men's restroom scene in which Grady informs Jack that he must "correct" his family.

El cine de autor tiene la característica de ser la visión personal del mundo para un creador, y es algo que podemos ver en toda la filmografía de cualquier individuo que se mantenga fiel a esta visión y logre comunicar su sentir con el público espectador (aunque en muchos casos esa visión no llega del todo a ser comprendida). El autor vendrá a ser el padre de la idea concebida, ejercerá un control absoluto sobre el desarrollo de la película y en la mayoría de las veces el guión es propio o de algún escritor de cabecera que haya hecho mancuerna con el director. Entendamos por autor a un artesano, alguien que con su capacidad de plasmar ideas en un tiempo y espacio, puede lograr hacernos viajar no sólo con el personaje sino entender su entorno, su ambiente, a veces podemos llegar a conocerlo hasta por su manera de pensar.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 23.42.18

Stanley Kubrick, no es ajeno al tema, porque estamos hablando de uno de los cineastas más influyentes, innovadores y penetrantes de todos los tiempos en la historia del cine.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 23.40.24

Kubrick destaca varios elementos que se vuelven una constante en su obra, siempre los personajes están mentalmente dañados y sus errores derivan de sus emociones, el personaje buscará ser, ya sea un héroe o un antihéroe y morirá incluso, defendiendo esta postura. La tendencia es, que sean suicidas, homicidas o que formen parejas vinculadas por aversiones. Habrá de hacer muy notorio el hecho de que el hombre es falible y que sus errores lo llevan a la perdición, véase el claro ejemplo con HAL 9000 en 2001: A Space Odyssey. Otro elemento repetitivo a lo largo de la obra, es el uso de un narrador y es bien interesante como a veces, es el mismo personaje (A Clockwork Orange) o puede ser un narrador ajeno al filme (Paths of Glory). Estos detalles son los que van haciendo el trabajo de Kubrick, algo digno de admirar, porque no sólo sus historias nos hacen sentirnos cerca de cualquiera de las realidades que presenta, también de alguna manera nos culpa porque sabemos que en algún momento hemos sido cualquiera de sus personajes, y es que, esa insistencia casi nihilista por cobrarle al ser humano su imperfección, lo coloca en una postura filosófica que, aunado a su obsesión por los planos estéticamente bien compuestos y simétricos, hacen que el cine de Kubrick deba ser visto por generaciones, porque siempre va a estar cerca de ser una excelente ejemplificación de la mente humana, esto lo vuelve atemporal y de esta manera su trabajo seguirá dando de qué hablar por muchos años más.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 23.42.46

Stanley Kubrick siempre fue un visionario y adelantado a su época. Desde muy temprana edad, comenzó su pasión por el séptimo arte cuando a los diez años le regalaron su primer cámara fotográfica, (las pocas fotografías que se encuentran disponibles son un regalo a la pupila) que posteriormente terminó haciéndose su amiga más íntima. El método perfeccionista de Kubrick logra un efecto maravilloso en nuestro ojo, pues los emplazamientos de cámara y ubicación de sujetos dentro del cuadro, hacen que todo parezca una pintura y además genera una fijación en el cerebro.   Es como si fuéramos sometidos a la misma tortura que Alex DeLarge a diferencia de que este éxtasis visual solo puede provocarnos querer ver más de este maravilloso autor.

  Para estas fechas, es una excelente idea sentarse a disfrutar de un maratón al puro estilo Kubrickiano, empezando por antonomasia con The Shining que si bien, a muchos les disgusta esta versión que ni el mismo Stephen King aprobó, vale la pena cada segundo por el ritmo de terror psicológico que maneja. Aclaremos que Kubrick siempre fue un inquieto de los secretos más oscuros del hombre y en esta película buscó a toda costa dejar evidencia de que el alunizaje de 1968 fue algo inventado, estas conductas serían la causa de que después de su muerte en 1999 se especulara que alguien lo asesinó de manera misteriosa. Y es que, no podemos dejar de lado la que probablemente sea su película más polémica, Eyes Wide Shut, y que también hiciera que Kubrick levantara muchas piedras que no debían ser volteadas.

El estilo muy visual de Kubrick logra en más de una ocasión que sus filmes tengan estas atmósferas oscuras y de un impacto psicológico que puede resultar aterrador.

Una vez más el cine nos conquista y nos deja perplejos con Stanley Kubrick, el hombre que hizo que el cine no volviera a ser igual.

Captura de pantalla 2015-10-27 a las 23.43.12

Redacción:

Alex Yanni

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s