El meollo de la dona

donas

Todos en alguna ocasión hemos tenido el placer de degustar una deliciosa dona y es imposible hablar de este manjar sin que se nos haga agua la boca. Si eres fan de “The Simpsons” y creciste viendo esta caricatura, sabrás de los efectos que uno de estos bocadillos puede provocar el comerlos al ser protagonista; Homero Simpson, un empedernido fan de las donas. Sin embargo, a pesar de que probablemente nadie podría resistirse a uno de estos pedacitos de cielo, son pocas las personas que conocen el origen e historia de ellos, si tú eres uno de los interesados ¡continúa leyendo!.

La creación de las donas nos remonta aproximadamente al año de 1847 cuando un marinero de nombre Hanson Gregory buscaba desesperado la solución a un problema que le aquejaba y lo dejaba sumamente insatisfecho: su madre solía cocinarle un panecillo logrado con la fritura profunda de una masa para pan el cual lo llenaba de frustración al jamás estar completamente cocido; esto se debía a que el aceite hirviendo sobre el que se vertía la preparación, cocinaba rápidamente su exterior, por lo cual debía ser retirada antes de que se quemase dejando ciertos huecos en el interior aún crudos. Gregory resolvió este conflicto usando la lógica cortando un agujero en el centro de la bola de masa con la tapa de un pimentero antes de ser cocida, gracias a lo cual hoy día podemos disfrutar de su magnánimo invento.

Otro posible origen de las donas puede ser a partir de un postre alemán llamado “oliekoek” (oil cake o pastel de aceite) u “oliebollen” (oil bun o bollo de aceite), el cual también se lograba a partir de la fritura profunda de una masa similar. Asimismo, el origen de su nombre en inglés donut proviene de la fonética de la palabra doughnut que significa literalmente “masa de nuez” y que hace referencia a la forma de pequeñas bolitas que tenían estas preparaciones antiguamente.

Lo magnífico de estos curiosos manjares, además de su forma única, es que actualmente existe una amplia variedad en sabores que dejará satisfecho a cualquiera. Puedes encontrar la dona para ti en infinidad de lugares como Krispy Kreme, franquicia estadounidense de donas que ya tiene años en México alegrando nuestros paladares con sus “Glaseadas Originales”, o incluso en alguna panadería tradicional en la que popularmente encontrarás un clásico de nuestra cultura: la dona espolvoreada de azúcar con canela.

Las donas, pese a ser una exquisitez, deben ser consumidas con moderación puesto que suelen ser fritas; aunque si eres un consumidor asiduo de donas, quieres cuidar un poco tu dieta o simplemente deseas probar algo nuevo, aquí te dejo una receta para que puedas prepararlas tú mismo sin necesidad de freírlas:

Necesitarás:

*2 tazas de harina común
*1/2 taza de azúcar
*1/2 taza de leche
*50 gramos de mantequilla derretida (1/2 barra aproximadamente)
*1 huevo
*2 cucharaditas de polvo para hornear
*1 cucharada de vainilla

Procedimiento:

  1. Combinar en un recipiente la leche, con el huevo, la mantequilla derretida, la vainilla y el azúcar hasta disolver. Por otro lado, combinar el harina y el polvo para hornear en otro tazón.
  2. Vertir lentamente la preparación líquida sobre el harina sin dejar de batir hasta lograr una masa firme aunque pegajosa.
  3. Espolvorear una mesa de trabajo con harina y amasar un poco hasta formar una bola, envolver en papel plástico para cocina y dejar descansar en el refrigerador por una hora.
  4. Sacar la masa del refrigerador. Precalentar el horno a 180º. Engrasar y enharinar una bandeja para hornear o forrarla con papel encerado.
  5. Extender la masa con ayuda de un rodillo sobre la mesa de trabajo previamente enharinada hasta un grosor de alrededor de medio centímetro (o el grosor de un dedo).
  6. Cortar círculos de masa con algún objeto redondo (un vaso o un cortador de galletas) y cortar en el centro de cada uno un círculo más pequeño (puedes ayudarte con la tapa de una botella).
  7. Disponer todas las piezas sobre la bandeja para hornear dejando una separación entre cada una pues se van a inflar. Hornear por 30 minutos o hasta que se vean ligeramente doradas. *Puedes decorar tus donas con cualquier glaseado, cobertura de chocolate o incluso Nutella.

Sé creativo y ¡diviértete con ello!

Redacción:
Olii De Regules

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s