El arte del Espresso

Untitled

Admitámoslo: como estudiantes universitarios hemos desarrollado el hábito de ir a Starbucks en las horas libres de nuestro día por un bocadillo para acompañar alguna de las bebidas que la popular franquicia nos ofrece. No es que esté mal pedir un Caramel Machiato o un Frapuccino Chip, en realidad el trasfondo de la cafetería citada es intentar vender un espacio cool para su target, que es justamente al que pertenecemos, en el que se pueden disfrutar de variedad de alimentos y bebidas; no obstante, cualquier amante del café no dudará en descartar este lugar de su lista de recintos en los qué disfrutar de un auténtico espresso italiano y esto se debe a toda la técnica requerida para su elaboración, misma que únicamente se obtiene a partir del conocimiento de esta tradicional forma de preparar el espresso perfecto. ¿Quieres saber un poco más?

Espresso es un término en italiano para un tipo de bebida a base de café caracterizada por la cantidad de producto obtenido y el tiempo que lleva elaborarlo, aunque por supuesto, el sabor, aroma y cuerpo del mismo son características cruciales. Un espresso se obtiene a partir del disparo de un chorro de agua caliente a una presión de 9 bares o atmósferas que tarda entre 24 y 30 segundos en atravesar una pastilla de 7 gramos de molienda fina de café previamente prensado y compactado.

Todo este proceso se lleva a cabo con ayuda de una máquina homónima que es la encargada de obtener como producto final 1 onza (30 ml) de un café intenso, cargado y concentrado; sin embargo, el arte de la elaboración de un espresso perfecto requiere de cantidad de conocimientos que no pueden ser sustituidos por un artefacto.

“Hay que considerar todos los factores, desde la molienda del café hasta la forma de compactarlo para hacer la pastilla, eso no cualquiera lo sabe hacer.” Comenta José Manuel, barista especializado en el arte del espresso perfecto quien ha pasado años puliendo sus técnicas sabiendo que la exactitud lo es todo:

“El agua debe atravesar el café en 24 segundos para obtener una onza, si tardara más tiempo, el resultado podría tener un sabor agrio y poco agradable, esto se consigue con la práctica y experiencia y con un espresso perfecto se obtiene también la base de infinidad de bebidas.”

Existen variantes del espresso que se dan al modificar de la cantidad de agua y tiempo utilizados. Está el Lungo (en italiano significa “largo”) que tarda casi el doble de tiempo en ser extraído y se obtiene el doble de cantidad de bebida con un sabor mucho más amargo y profundo; por otro lado tenemos el Ristretto (en italiano significa “corto”) que es exactamente lo opuesto. En sí, una de las ventajas más importantes del café espresso es que a partir de ésta se pueden obtener cantidad de bebidas acordes a los diferentes gustos, como los populares cappuccino y latte que están hechos a base de este tipo de café utilizando distintos tipos de leche para crear dos bebidas muy tradicionales y ¡con gran sabor!

Así que ¡ya lo sabes! Starbucks es una excelente opción; sin embargo, nada puede ser comparado con el sabor y calidad de un auténtico espresso y, en caso de que tu hit no sea el café negro, puro e intenso, también existen montones de opciones para saborear que puedes conseguir a partir de este italiano favorito de los amantes del café. Aquí te dejamos algunas opciones que puedes elegir, ¿cuál va más contigo?

Redacción:
Olii De Régules

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s